Senadora

MARíA DEL ROSARIO GUERRA

La estudiante: Aprender para servir

Servir a su región y a su Patria siempre ha sido el objetivo académico, profesional y personal de la senadora de la República María del Rosario Guerra, quien fue elegida por los colombianos para continuar trabajando por el país desde el Congreso durante el periodo 2018-2022.

Sincelejana con ascendencia libanesa, desde muy joven decidió que la educación sería la que le abriría puertas las oportunidades. Por ello arribó a Bogotá en 1972 para terminar sus estudios secundarios y en 1979 inició la carrera de Economía en la Universidad del Rosario, la cual concluyó con honores en 1983.

Cuenta con maestrías en Administración Pública y Economía Agrícola de las universidades estadounidenses de Harvard y Cornell, respectivamente; y cursos de alto nivel en Políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Universidad de San Diego, en California (EEUU), y la Universidad de Sao Paulo (Brasil). Hizo parte, además, del Programa Directivo para Líderes de Países en Desarrollo (Universidad de Harvard) y el programa de Desarrollo Directivo (Inalde de Bogotá).

Trabajo por Colombia

La mayor parte de la carrera profesional de María del Rosario Guerra se ha desarrollado en el Estado colombiano. Inició en el Departamento Nacional de Planeación y posteriormente pasó al Plan Nacional de Rehabilitación de la Presidencia de la República, fue consultora independiente y asesoró a entidades públicas y privadas. Luego asumió en 1994 la gerencia general del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade). Entre 1997 y 2002 se desempeñó como decana de Economía y vicerrectota de la Universidad del Rosario de Bogotá.

Entre 2003 y 2006 trabajó como directora general del Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología (Colciencias) y en julio de 2006 se convirtió en la primera ministra de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones bajo el Gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez.

Como ministra, cargo que ocupó hasta 2010, se planteó y superó cuatro desafíos:

  • Desarrollar un marco institucional y normativo que respondiera a las realidades de consolidación de infraestructura, y que fuera eficaz en la maximización del bienestar social de los colombianos.
  • Apostar a sectores de TIC que impulsaran el crecimiento y la transversalidad de estas tecnologías en el sector productivo.
  • Ampliar el uso y apropiación de las TIC tanto en la vida cotidiana como en la productiva del ciudadano, de las empresas y del Gobierno.
  • Posicionar al país como polo latinoamericano de formación, investigación e innovación en lo relacionado con las TIC, y su impacto transversal en el desarrollo socioeconómico.

Regresando lo aprendido a las nuevas generaciones, ha sido profesora de cátedra y rectora en sede vacante en la Universidad del Rosario, así como docente en la Universidad de Los Andes, la Universidad Nacional y el Colegio de Estudios Superiores de Administración.

Ha recibido reconocimientos tales como la Orden Nacional al Mérito en el Grado de Gran Cruz, conferida por la Presidencia de la República y el Ministerio de Relaciones Exteriores; el Premio lo Mejor del Año de Evaluamos.com; y la Medalla Puerta de Oro de Colombia por parte de la Gobernación del Atlántico.

Mano firme, corazón y sueños grandes

“Charo”, como la llaman sus familiares y amigos, incursionó en la política en 2001 asesorando en temas económicos, de infraestructura, ciencia y tecnología, salud, seguridad social, educación y otros a la campaña para la primera elección del presidente Álvaro Uribe Vélez. Igualmente participó en la campaña de reelección.

Al concluir el Gobierno del presidente Uribe, él la invitó a recorrer el país y realizar talleres democráticos en agradecimiento a los colombianos por todo el apoyo recibido en el periodo presidencial, fortaleciendo con ellos la consigna de escuchar siempre a la comunidad, y para mantener vigentes los pilares de seguridad democrática, confianza inversionista y cohesión social.

Ya en 2012 y ante las amenazas que significaron para el país las decisiones del entonces presidente Juan Manuel Santos en favor de la guerrilla de las Farc y en contra del pueblo colombiano, se unió al grupo de ciudadanos que estructuró el partido Centro Democrático, para hacerse candidata al Senado en 2013 y asumir su curul entre 2014 y 2018 con un desempeño honesto, constante y destacado.

Fue miembro de la Comisión III, que trata asuntos económicos, y de la Comisión de Ordenamiento Territorial. Igualmente precandidata del Centro Democrático a la Presidencia. Su destacada labor se tradujo en la confianza de los colombianos, que nuevamente la eligieron senadora de la República para el periodo 2018-2022.

Madre, esposa y mujer exitosa

La senadora María del Rosario Guerra está casada desde hace más de 37 años con Jens Mesa Dishington, a quien conoció estudiando economía en la Universidad del Rosario. Su hogar, basado en profundos valores cristianos de amor, respeto, servicio y honestidad, fue iluminado con sus hijos Juan José, Pedro Felipe y Carlos Antonio.

La familia ha sido su apoyo en todos los proyectos profesionales y académicos emprendidos.