Clase media colombiana, una clase gravemente vulnerable

Septiembre 30
Plenaria de Senado

El Presidente Santos, el pasado 18 de septiembre, lanzó con bombos y platillos, y con mucho énfasis mediático, que “por primera vez en Colombia la clase media consolidada supera a los pobres.”

Me complace sobremanera que el Presidente Santos empiece a incorporar en su discurso a la clase media colombiana, sobre la que en términos concretos nada se planteó en su Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018. En efecto, en las Bases del Plan de Desarrollo se reconoce que el avance de Colombia en materia de consolidación de su clase media se encuentra bastante rezagado en relación con sus pares latinoamericanos.

En este contexto, convoqué a un debate de control político sobre las políticas del gobierno Santos alrededor de la clase media el pasado 02 de diciembre de 2014. En dicho debate se sostuvo una discusión de alto nivel con el señor ministro de Salud, el viceministro técnico de Hacienda, el director de la DIAN, y el subdirector del DNP alrededor de la clasificación internacional de clase media, así como su lenta evolución durante la primera administración del presidente Santos.

Allí quedo claro, así como en la página 47 de las bases del Plan de Desarrollo, que “El Banco Mundial define cuatro grupos o clases sociales: pobres son los individuos cuyo ingreso per cápita del hogar es de menos de US$4 en paridad de poder adquisitivo (PPA), vulnerables son los que tienen un ingreso per cápita del hogar entre USD$ 4 y USD$ 10 PPA, y clase media los que tienen un ingreso per cápita del hogar entre USD$ 10 y USD$ 50 PPA.”

Más particularmente, sobre la clase vulnerable, el mismo documento de las bases del PND (página 47) sostiene que “este grupo de hogares, (…) , presentan riesgos de retornar a condiciones de pobreza, particularmente cuando se presenta una desaceleración económica.”

Con estas precisiones, resulta inaudito y constituye una falta grave a la rigurosidad de las discusiones que sostiene el país en contextos internacionales, denominar a la población vulnerable como CLASE MEDIA VULNERABLE.

Más delicado aún es que el señor presidente se aventure a denominar a la reconocida clase media colombiana como una CLASE MEDIA CONSOLIDADA. Creo que los asesores del Departamento de Prosperidad Social debieron mostrarle al señor presidente la distribución de los hogares clase media en términos de ingreso para que se diera cuenta que la mal llamada clase media consolidada no existe. En efecto, cálculos recientes que presenté en el debate de control político al gobierno nacional sobre la situación económica colombiana (septiembre 01 de 2015, sesión plenaria del Senado) muestran que la gran parte de los hogares clase media presenta un ingreso per cápita diario entre 10 y 20 dólares a tasa de paridad de poder adquisitivo.

En plata blanca, la CLASE MEDIA VULNERABLE del presidente Santos es simplemente, y peor aún, gravemente VULNERABLE. Mientras tanto, la alegremente denominada CLASE MEDIA CONSOLIDADA, es al contrario la verdadera clase media vulnerable pues al estar concentrada en el límite inferior de la clasificación es la más sensible a retroceder por los vaivenes económicos del último año.

En consecuencia, invito nuevamente al gobierno nacional a pensar en la verdadera clase media colombiana y en vez de alardear sobre una diferencia de 1.3 puntos porcentuales de la clase media sobre la clase pobre, se debería pensar que aún la primera está 7.1 puntos porcentuales por debajo de la clase vulnerable. Más aún, la mayoría de los ocupados colombianos forma parte de la clase vulnerable cuando en realidad, si queremos un país de progreso y prosperidad, deberíamos contar con indicadores que reflejen que la mayoría de la clase trabajadora colombiana forma parte de una clase media que evoluciona y que no está amenazada permanentemente a retornar al segmento vulnerable de la población.

[Fin]