[CONSTANCIA]
Septiembre 2 de 2014
HS María del Rosario Guerra

Dejamos Constancia en la Plenaria del Senado de la República de la gravedad en que se encuentran los hospitales y centros de salud del Departamento de Sucre, así como de la pésima atención que brindan y el mal manejo de los recursos que reciben.
La falta de inversión, la carencia de profesionales de la salud para la atención permanente, el retraso en los pagos a los trabajadores de la salud de cerca de 12 meses y la falta de dotación, hacen que se catalogue como calamitosa la atención en salud del departamento de Sucre.

Ejemplo de ello es el Hospital Santa Catalina en el municipio de Sucre, que como vemos en la siguiente imagen, cada vez que llueve se inunda. A este caso se le suma el centro de salud de Sampués, el Hospital Universitario de Sincelejo, los centros de salud de Betulia, Colosó, Chalán, Ovejas y Toluviejo, que no disponen de las condiciones físicas, profesionales y dotación mínima para poder prestar servicio. El Departamento de sucre, solo cuenta con 2132 camas de capacidad en la red pública, 64 salas de quirófano y 75 ambulancias, por lo que la infraestructura y dotación es mínima para atender cerca de 732.000 personas que están en la red pública de salud.

La mayoría de hospitales carecen de ambulancias que movilicen a los enfermos desde los corregimientos a las cabeceras
Solicitamos al Ministerio de Salud atender de manera urgente esta situación y elaborar un plan de inversiones que mejore el servicio de salud en el departamento.