Debate de control político por infiltraciones a la campaña de Óscar Iván Zuluaga

En la última semana sucedió un hecho de la mayor gravedad en la audiencia que se llevó a cabo en la Corte Suprema de Justicia. En ella el exdirector del CTI hizo unas declaraciones alrededor del tema de la infiltración a la campaña presidencial de nuestro candidato, por el Centro Democrático, el doctor Oscar Iván Zuluaga.

Fue tal la gravedad de la denuncia del exfuncionario de la Fiscalía que afirmó que a través de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) se recibió la solicitud para averiguar las actividades del hacker Sepúlveda. En esa denuncia él también aseguró que antes de ir a la Corte Suprema de Justicia, el almirante Echandía, director de DNI, lo abordó y le insinuó que había posibilidad de tener el cargo de director de la Unidad de Análisis Financiero del Ministerio de Hacienda (UIAF).

La gravedad del hecho no ha ameritado que el señor Presidente de la República siquiera salga a pronunciarse sobre el tema. Resulta que la Dirección nacional de Inteligencia fue la entidad que sustituyó al DAS y ella depende directamente del Presidente. Y fue el presidente, el candidato en el momento en que infiltraron la campaña a la presidencia de Óscar Iván Zuluaga.

Hoy frente a la gravedad de los hechos: no sólo frenaron la elección después de que Oscar Iván Zuluaga había ganado la primera vuelta presidencial, sino que mancillaron su nombre, el de Luis Alfonso Hoyos y el de David Zuluaga, y los pusieron como personas que estaban actuando al margen de la ley.

No le ha merecido al señor Presidente, superior jerárquico directo del director de la DNI, ningún pronunciamiento sobre tan graves hechos. Por eso, estamos exigiéndole al presidente Santos que responda si conocía o no lo que el almirante Echandía le proponía al exfuncionario de la Fiscalía que se presentó a la Corte Suprema, y si el Presidente de la República tenía conocimiento de las infiltraciones, entre otras cosas, porque llama mucho la atención que aquí estaba involucrado no sólo el hacker Sepúlveda sino el hacker español Revert quien –al parecer- tenía una relación de amistad con el señor Enrique Santiago -hoy asesor de las FARC para la negociaciones en La Habana- y ambos fueron contratados por una misma empresa chileno- cubana que presta servicios turísticos.

Dónde está el señor Presidente de la República para que le dé la cara a los colombianos y explique qué tanto sabía la Presidencia de las infiltraciones a la campaña; y qué tanto sabía de las relaciones entre el señor Revert y el abogado Santiago, asesor de las FARC.

Ojalá nos permitan tener un debate de control político sobre ese tema en los próximos días como lo vamos a proponer todos los miembros de la bancada del senado de la República en esta plenaria.

Esa es la constancia que quiero dejar hoy porque son unos hechos graves, más graves inclusive que los que vivió Nixon con el Watergate. En nuestro caso fue una entidad del Estado, dependiente de la Presidencia de la República, la que infiltró la campaña presidencial del que era el futuro presidente y hoy no ha habido ninguna reacción por parte de la presidencia sobre el tema.

Por eso, señor Presidente, nuestra voz de protesta y de exigencia para que se nos permita hacer un debate de control político para mostrar cómo desde el Gobierno nacional, en cabeza de la DNI y de la Fiscalía -en cabeza del exfiscal Montealegre-, se permeó la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga y se truncó la posibilidad de que fuera el Presidente de la República para el periodo 2014-2018.

Video: