Alerta por hacinamiento carcelario en el país

Mayo 31 de 2016
Plenaria de Senado

Se torna cada vez más crítica la situación de hacinamiento en las cárceles del país. Según las cifras de la Defensoría del Pueblo hay un 53% de hacinamiento en las cárceles. 108.767 hombres y 8,251 mujeres son los reclusos que hay hoy en los 138 centros penitenciarios del país.

En Sucre la situación es de gravedad. Sólo existen dos cárceles, la de mediana seguridad de La Vega en Sincelejo y la ERRE de Corozal. Ellas dos pueden albergar 275 reclusos, y hay 420 reclusos.

El delito se ha aumentado y el hacinamiento es inhumano. La situación es tal que en Sucre están albergando a los presos en las estaciones de policía. Es bien sabido que estas no cuentan con las condiciones de salubridad, ni de habitabilidad necesarias, y mucho menos con las condiciones mínimas de seguridad para reclusos tanto de delitos menores como de delitos graves.

Revisando las cifras de inseguridad en Sucre, los homicidios en mayo fueron 52, la misma cifra que el año pasado. El hurto a personas aumentó en un 37% y a residencias en un 11%. Además, la mayor presencia de la delincuencia organizada es preocupante. Ya son 9 los miembros de BACRIM capturados en Sincelejo.

Le solicito al INPEC y al Ministerio de Justicia que informe qué se está haciendo para reducir el hacinamiento carcelario; y, para el caso de Sucre, solicito que se contemple una respuesta rápida porque las estaciones de policía no se pueden volver cárceles.

Para superar el alto grado de hacinamiento, el Gobierno nacional debe reducir el delito, agilizar los procesos judiciales y proveer al país de más y mejores centros de reclusión.