“Para proteger a la mujer no basta un día, se necesitan acciones”

Mayo 26 de 2015
Plenaria de Senado

Ayer se conmemoró por primera vez en el país, el día nacional de las víctimas de la violencia sexual. Ello, en cumplimiento del Decreto 1480 de 2014 que el Gobierno Nacional expidió con el fin de reconocer la valentía, trabajo y resistencia de miles de mujeres víctimas de violencia sexual, y con el objetivo de reivindicar su dignidad y rechazar este delito

Celebro que se conmemore y se reconozca a más de 8.000 mujeres, que según registros de la Unidad de Victimas, han sufrido en sus cuerpos los golpes de la violencia. Sin embargo, me resulta contradictorio que el mismo Gobierno que busca reivindicar y rechazar este delito, permita que el Grupo Terrorista de las FARC en el marco de los diálogos de la Habana, siga sin reconocer que
se trata de crímenes de guerra como está en la legislación internacional y como lo han solicitado las delegaciones de las víctimas.

Aún más preocupante y más contradictorio resulta que, según datos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en 2014 hubo un aumento del 93% de estos delitos en el país y frente a la totalidad de casos registrados en el año, los grupos guerrilleros presentaron un aumento del 105,3%.

Valga mencionar que es igualmente alarmante que a las Fuerzas Públicas se les atribuya el 19% de la comisión de estos delitos, a grupos paramilitares y bandas criminales el 35%, y a la sociedad civil 31%. Por ello, hago una un llamado a la Fiscalía
y demás autoridades encargadas de la prevención y castigo de estos crímenes, para que tomen acciones al respecto.

También hago un llamado al Gobierno, para que exija en la mesa de diálogos de La Habana, el compromiso de eliminar y sancionar este tipo de vejámenes para que en efecto se logre una reivindicación de la dignidad de las mujeres y se rechace este delito. No basta que se escoja un día para conmemorar a las víctimas de la violencia sexual; es preciso que el Gobierno garantice acciones encaminadas a la erradicación y sanción de estos delitos.