“Por la dignidad en las condiciones de los presos colombianos”

Martes 2 de junio de 2015
Plenaria de Senado

La situación de hacinamiento de las cárceles del país es alarmante. Según cifras del INPEC , el país tiene una capacidad de 77.874 cupos carcelarios, pero actualmente hay recluidos en los centros penitenciarios 118.834 personas, lo que representa un hacinamiento del 52%.

El departamento de Sucre es el sexto departamento del país con mayor hacinamiento. Sus cárceles tienen capacidad de recibir 557 personas, pero tienen 1.358, dándose así un hacinamiento del 143,8%.

El Ministerio de Justicia tiene proyectado habilitar 18.935 cupos carcelarios hasta 2020. Sin embargo, observo con preocupación que, según datos de la Procuraduría General, la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios dejo perder 120 mil millones durante las vigencias 2013 y 2014; recursos que hubieran servido para paliar la difícil situación.

Como si fuera poco, al hacinamiento hay que agregarle el inhumano servicio de alimentación que brindan, en algunas partes, a los reclusos y las precarias condiciones de las instalaciones. Lo anterior constituye caldo de cultivo para agravar la crisis sanitaria de las cárceles que no hace sino desconocer el trato humano y digno que todas las personas merecemos.

Por lo anterior, insto al Gobierno Nacional a tomar cartas en el asunto, ejecutar los recursos y adelantar los planes necesarios para mejorar la situación.