“Colombia mantiene el deshonroso segundo puesto en América por percepción de corrupción”

Martes 28 de julio
Plenaria de Senado

Definitivamente el país no ha logrado reducir la percepción de corrupción. Tristemente los ciudadanos siguen percibiendo a Colombia como país corrupto y que no le brinda garantías a la población de realizar negocios o gestiones con el Estado sin que medie el soborno, el pago de la coima o de la mordida. Según el último informe del barómetro de las Américas, Colombia sigue como el segundo país más corrupto de América, entre 25 países. Según este informe, Colombia tiene una puntuación de 79.6, en una escala de 0 a 100, después de Venezuela.

Pero no solo lo indica el Barómetro. Transparencia por Colombia en su cuarta encuesta sobre prácticas contra el soborno en las empresas colombianas indica que tan solo 38% de las empresas colombianas utilizan medidas preventivas contra este vergonzoso problema, y el 91% de los empresarios colombianos dicen que otros empresarios utilizan sobornos para hacer los negocios.

Otro que también muestra resultados similares es el informe del Índice de Transparencia Departamental de 2014, donde se muestra un nivel de riesgo alto de corrupción en gobernaciones y contralorías departamentales, obteniendo 59,1 y 55,5 sobre 100 puntos respectivamente. Así que lamentablemente estamos ante una institucionalidad departamental débil, y por supuesto ante órganos de control que poco o nada hacen para combatir tan bochornoso y negativo flagelo. Lastimosamente no existe una sola gobernación en Colombia que esté en riesgo bajo de corrupción.

Es por lo anterior que insto al Ministerio del Interior, a la Secretaria de Transparencia y a los entes de control, para que tomen cartas en el asunto y pongan a marchar el Estatuto Anticorrupción al que tanto bombo le han hecho y que parece no ha servido para nada. Igualmente, que se aumente la probabilidad de ser sancionado y capturado, y que se estimule la sanción social.