[CONSTANCIA]
Jueves 6 de febrero de 2015
H.S María del Rosario Guerra

Estamos ante una situación de salud pública muy preocupante a raíz del virus del Chikungunya. He insistido con este tema porque una de las tres ciudades mayormente afectadas en Colombia, es Sincelejo, la capital del Departamento de Sucre. En todo el territorio Nacional a enero del 2015 existían 74.740 casos según el Instituto Nacional de Salud (INS). Solo en un día crecen los contagiados en un rango mayor a 300 personas, lo que nos indicaría que a julio de 2015 estaríamos alcanzando entre 800.000 y 1.000.000 de afectados por el virus.

Solo en el Departamento de Sucre, hay más de 7.000 casos reportados de Chikungunya, lo que tiene al sistema de salud departamental colapsado.

Varias instituciones han hecho un llamado al Ministro de Salud Alejandro Gaviria, por la ineficiencia del Sistema de Salud Público, como el defensor del Pueblo Armando Otálora y el Procurador General Alejandro Ordoñez, donde se ha reiterado la necesidad de los recursos necesarios para el diagnóstico y la atención en salud efectiva.

Es por lo anterior que nos preocupa enormemente las políticas que está llevando a cabo el Ministerio de Salud de Colombia, porque cada día hay más personas contagiadas y no registramos mejorías. También nos unimos al llamado del Procurador General de la Nación para que el Minsalud tome acciones concretas para evitar la expansión del virus.