Frente a las inundaciones en La Mojana, el pueblo reclama acciones

Desde hace tiempo he venido anunciando el riesgo de inundaciones por el que atraviesa La Mojana sucreña, la de Bolívar y el sur de Antioquia. Hoy, tristemente tengo que decir que se inundó Guaranda, comenzó la inundación en Sucre, Sucre; San Jacinto del Cauca y Achí. Por ello, registro la impotencia e insatisfacción al ver cómo el Fondo de Adaptación, que tiene el Proyecto Mojana por cerca de $600 mil millones de pesos, no ha ejecutado sino 60 mil millones de pesos.

Ayer llamé a la oficina Gestión del Riesgo y su secretario general me informó que ya estaban en contacto con los alcaldes y con la gobernación, pero la ciudadanía sigue viviendo los estragos del rompimiento por el Chorro de Diógenes en el Río Cauca.

Estamos hablando –nuevamente- de una situación similar a la que se vivió en el año 2010. A esto se suma, cómo lo exprese a la oficina de atención y gestión de desastres, que hay manos criminales que comienzan a hacer perforaciones en algunos de los diques para poder recibir ayudas del Gobierno nacional; y el Gobierno no actúa, ni denuncia esas prácticas.

Por eso quiero, a través del Senado de la República, solicitar al Ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas; al doctor Carlos Iván Márquez de la UNGRD (Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres); y al doctor Iván Mustafá del Fondo de Adaptación que asuman la responsabilidad de atender esta calamidad y darles respuestas a los damnificados.

No es posible que el Gobierno se haya comprometido a desarrollar el Proyecto Mojana y luego de seis años, en medio de la inundación, este no haya sido ejecutado en lo que tiene que ver con la contención de los diques para frenar las aguas que vienen del Cauca, que desembocan al río Magdalena y al San Jorge, ni hace las inversiones del caso.