No más crímenes contra la mujer

Diciembre 14 de 2015
Plenaria de Senado

No es un secreto para los colombianos –ni para los congresistas que promueven a diario la impunidad en este recinto- que las FARC además de perpetrar asesinatos masivos, ataques con explosivos, secuestros y extorsiones; vulnera los derechos de las mujeres, las violan, las prostituyen y les provocan abortos sin su consentimiento.

Con la captura de alias “El enfermero”, la violación que hacen a la dignidad de las personas y el irrespeto a los no nacidos, que recurrentemente he denunciado, queda expuesto a la opinión pública. La Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación han establecido que este hombre es responsable de la ejecución de más de 500 abortos forzados a las guerrilleras, entre ellas cincuenta niñas indígenas de la comunidad Zabaleta del Chocó, que fueron reclutadas de manera forzosa y obligadas a mantener relaciones sexuales con los terroristas.

Es importante mencionar que la mayor parte de las intervenciones llevadas a cabo por “El enfermero” fueron entre los años 1998 y 2000, como consecuencia de una directiva de las FARC en la que se decretó que se podía castigar con el fusilamiento a las guerrilleras que se negaran a que les practicaran interrupciones del embarazo.

Rechazo rotundamente el horror de estos crímenes porque con la práctica del aborto forzado y las violaciones masivas de las militantes de este grupo terrorista, se atenta contra la dignidad de las mujeres, se viola el derecho a la libertad sexual de las guerrilleras, y se cometen crímenes de lesa humanidad. Además se viola el derecho del no nacido, del niño en el vientre materno.

Exijo al Gobierno Nacional que le informe al país ¿Cómo se están abordando estos crímenes en el “Proceso de paz”? ¿Cuál ha sido el enfoque de género en las negociaciones? ¿Qué acto de contrición ha hecho la guerrilla?

Hago un llamado al Ministerio de Justicia y a la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, para que se pronuncien sobre el tema y prevengan la impunidad de los crímenes de naturaleza sexual cometidos contra las mujeres y contra los no nacidos por este grupo terrorista.