“Fenómeno del Niño sigue haciendo sus estragos, ahora al sector cafetero”

Abril 27 de 2016
Plenaria de Senado

La sequía que se ha venido presentando durante este último año, causada por el Fenómeno del Niño, no sólo afecta a ganaderos y arroceros, sino que también ha afectado a los caficultores de Risaralda, Antioquia, Tolima y Huila. Aunque la producción de café, según la Federación Nacional de Cafeteros, aumentó en un 9% durante el primer trimestre del 2016; la gran mayoría de estas hectáreas se han visto afectadas por la baja calidad del grano que está averanado.

En el último trimestre del año pasado, Roberto Vélez, gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, había confirmado que debido al Fenómeno del Niño, de las 900 mil hectáreas sembradas de café que tiene el país, 400 mil habían sido afectadas por la broca, el eliminador y la araña roja, hongos que se multiplican con la sequía.

Hoy, según el mismo doctor Vélez, ya no son 400 mil, sino 700 mil hectáreas afectadas. Se calcula que se perderán entre 800 mil y 1,2 millones de sacos equivalentes a 200 millones de dólares. Hasta ahora va a comenzar la cosecha de mitaca y el déficit hídrico dejará su huella. Según la Federación, este año la producción estará muy por debajo de los 14 millones de sacos alcanzados en 2015.

Por ejemplo, en Santuario (Risaralda) según su alcalde, se perderá entre el 75% y el 80% de la producción de café, lo que dejaría a los cultivadores en precarias condiciones. En los departamentos de Huila y Tolima más de 140.000 familias verán afectados sus ingresos por causa de la sequía.

Le hago un llamado a los Ministros de Agricultura y de Hacienda para que acompañen, en estos momentos de empobrecimiento y angustia, a los caficultores. Revisen las condiciones de la cartera de crédito, de los fertilizantes, de la vinculación de mano de obra y les ayuden a paliar la pérdida de ingresos.