Nuevamente quiero traer a la plenaria del Senado el litigio del mar territorial de San Andrés y Providencia, del cual poco se ha vuelto a hablar y por el que veo dejadez por parte de la cancillería.

 Desde el 19 de noviembre de 2012, cuando la Corte Internacional de Justicia de La Haya le entregó 75 mil kilómetros de sus aguas a Nicaragua para zanjar un pleito limítrofe entre las dos naciones, San Andrés y Providencia vive sin saber al final que va a pasar con su mar territorial, y sus pescadores sufren porque se ha disminuido el potencial de pesca.

La última vez que se conoció una acción del Gobierno Colombiano sobre el diferendo limítrofe, fue el 17 de noviembre del año 2016, en la que la cancillería presentó la Contramemoria en el proceso iniciado por Nicaragua sobre Supuestas Violaciones de sus Derechos Soberanos y Espacios Marítimos en el Mar Caribe. Sin embargo, lo que hoy estudia la Corte es si Nicaragua tiene razón al sostener que, con las operaciones de nuestra Armada en el Caribe y con la expedición del decreto de Zona Continua Integral, Colombia habría violado el derecho internacional.

Nos preocupa sobremanera que la canciller guarde silencio ante temas sensibles que nos conciernen como Estado. Pido al Gobierno Nacional en cabeza de la cancillería, que informe qué está haciendo el Gobierno Nacional en su lucha por el mar de San Andrés y por el bienestar de los sanandresanos.

 

MARÍA DEL ROSARIO GUERRA DE LA ESPRIELLA

Senadora de la República

Partido Centro Democrático