Senadora María del Rosario Guerra radicó cuatro proyectos para estudio legislativo

  • Iniciativas radicadas: objeción de conciencia, subsidio para las víctimas de la violencia en el pago de las pruebas Saber 11, Popayán como Distrito Especial y Turístico y lucha contra el fenómeno de la corrupción.

 

Bogotá, 23 de julio de 2019. La senadora del Centro Democrático, María del Rosario Guerra, radicó hoy en la Secretaría del Senado del Congreso de la República, los primeros cuatro proyectos de ley que impulsará en la legislatura 2019 – 2020.

El primero de ellos busca garantizar a toda persona el derecho a abstenerse de cumplir un deber u obligación cuando este entre en conflicto con sus más profundas convicciones o creencias.

Por falta de reglamentación, se registran casos en los que colombianos se han visto obligados a realizar procedimientos que van en contra de sus principios éticos y morales, tales como eutanasia, aborto y unión de parejas del mismo sexo.

Otro de los proyectos a impulsar es el de la exención del pago para las víctimas de la violencia que tengan un puntaje inferior a 60 en el SISBÉN, que presenten el examen Saber 11, prueba realizada por el ICFES como requisito para acceder a la educación superior.

El objetivo de este proyecto de ley es facilitar que este grupo de personas en condición de vulnerabilidad puedan acceder a los estudios de educación técnica y profesional.

El tercer proyecto de ley tiene como fin declarar como Distrito Especial Histórico y Turístico a la ciudad de Popayán, capital del departamento del Cauca.

Este pedacito de tierra colombiana, también llamado la Ciudad Blanca, es considerado uno de los atractivos turísticos más bellos de América Latina no solo por sus imponentes edificaciones, muchas de ellas reconstruidas, y detalles arquitectónicos.

De surtir los debates y ser aprobado, este proyecto le otorgaría otro reconocimiento más a la ciudad y se sumaría al de la Semana Santa, declarada por la Unesco como Patrimonio Histórico, Cultural e Inmaterial de la Humanidad desde octubre de 2009.

Finalmente, y por tercera vez se radicó el proyecto de ley que tiene como autores a los senadores María del Rosario Guerra y Álvaro Uribe Vélez, que contempla la sanción social a los corruptos con un ‘muro de la corrupción ’, la eliminación de beneficios como la casa por cárcel y rebaja de penas, y aumentar las inhabilidades para ejercer labores de docencia o de cualquier índole académica para aquellos condenados por corrupción.