COMUNICADO DE PRENSA (Debate control político Dane)

Debate de control político al Departamento Administrativo  Nacional de Estadística – Dane

  • Entre las fallas que presentó el Censo Nacional de Población 2018 estuvieron los inconvenientes de la plataforma eCenso.
  • Este censo, el primero hecho de forma electrónica en el país costó un 59 % más que el anterior censo (2005)
  • No se explica qué motivó el aumento de 44% en la contratación de 42 mil personas para el censo.

Bogotá, mayo 7 de 2019.  La senadora del Centro Democrático, María del Rosario Guerra, citó a debate de control político al director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), Juan Daniel Oviedo.

El objetivo era analizar la problemática en la metodología, tiempo del proceso, así como los resultados entregados en el Censo Nacional de Población y Vivienda 2018.

Para la senadora Guerra, el Dane es fuente fundamental de información por ello sus procesos deben ser confiables, seguros y contar con la estructura técnica y metodológica para garantizar resultados creíbles.

“Lo que no pude volver a pasar es que los censos se realicen en periodos electorales como en 2018 con tres elecciones, o en el periodo del año que se sabe puede haber dificultades por causa de fenómenos climáticos como las lluvias. Debe haber un proceso serio de planeación, con una metodología oportuna, programación y capacitación de las personas que lo van a realizar”.

 La congresista expuso en el debate los principales problemas que tuvo el Censo Nacional de Población y Vivienda de 2018, el primero en ser realizado de forma electrónica en Colombia y que permitió a cinco millones de ciudadanos responderla por internet.

Esta modalidad incorporada al censo facilitó recabar la información de los ciudadanos a través de la plataforma digital eCenso, la cual presentó múltiples fallas e inconsistencias, lo que aumentó el miedo en la población para usar nuevas tecnologías en el registro de su información personal.

A este problema se sumaron retrasos en la aprobación de los recursos, problemas de inseguridad y la falta de pedagogía ciudadana frente al cambio en la modalidad de captura de información personal al autodiligenciamiento.

“Hay que utilizar las nuevas tecnologías, no solo la tecnología móvil sino la satelital para que contribuya a garantizar mayor seguridad a la hora de verificar”.

La senadora explicó que para el censo poblacional de 2018 el Dane, a través de Fonade contrató a 41.097 personas cuando la cifra requerida era de 32.653, y pese a ello hubo demora y dificultad para acceder a algunas zonas del territorio colombiano.

“¿Cuáles fueron los motivos para contratar tanto personal sin tener necesidad? La inversión inicial de $127,4 mil millones, pero con siete adiciones llegó a $174,6 mil millones la contratación de 42 mil personas”.

 Otro de los puntos analizados fue la proyección de la medición de población que según el censo 2018 es de 45,5 millones. No obstante, la información con base en defunciones, nacimientos y migración daba cerca de 47 millones de personas.

“El Dane debe hacer un gran esfuerzo de inversión tecnológica y de buen manejo de la información para garantizar que en una próxima medición no exista duda o margen de error. Los datos entregados por un censo poblacional son pieza clave para el cálculo del Sistema General de Participaciones, para los subsidios, coberturas en salud y educación; entre otros”.

En el debate también se expuso la preocupación por el Censo Nacional Agropecuario efectuado en 2014, también coincidente con la elección al Congreso y la reelección presidencial, lo cual es irregular.

La desconfianza generalizada de los gremios preocupa, así como los problemas técnicos, de inseguridad, condiciones climáticas en zonas alejadas y precaria capacitación de los censistas.

“Tristemente en ambos censos hubo improvisación, interés político y falta de rigor técnico; lo que puso en riesgo la confianza y calidad estadística del país”.

Al término del debate, la senadora María del Rosario Guerra agradeció y felicitó al director del Dane, Juan Daniel Oviedo por entregar las explicaciones requeridas, pese a las dificultades que estos dos proyectos presentaron, pero también por plantear las acciones que han puesto en marcha para asegurar la entrega confiable de la información.

Finalmente lo exhortó a dejarle al país unos pilares sólidos para evitar que a futuro se desconozca la importancia en el manejo de las estadísticas.

(Fin).