La III Cumbre Transatlántica de la Red Política por los Valores reunirá en el Congreso de Colombia a líderes políticos de 25 países

  • Legisladores y altos cargos a ambos lados del Atlántico tratarán de la defensa de las libertades, el derecho a la vida y el valor de la familia como claves para hacer frente a la crisis global.

 

(Bogotá, 27 de marzo) La Red Política por los Valores (Political Network for Values) organiza la III Cumbre Transatlántica de líderes políticos en el Congreso de la República de Colombia, el jueves 4 de abril y el viernes 5 de abril. El tema de esta edición será “Ante el auge de la crisis global: principios sólidos para un mejor futuro” y reunirá a líderes políticos, representantes de la sociedad civil, académicos y jóvenes de 25 países.

La III Cumbre Transatlántica congregará a legisladores y miembros de gobiernos de Europa, América Latina, América del Norte y otras regiones del mundo. Los anfitriones de la Cumbre son la Senadora colombiana María del Rosario Guerra y Jaime Mayor Oreja, Presidente de la Red Política por los Valores. La sesión inaugural consistirá en un diálogo Trans-Atlántico sobre las libertades en el escenario político internacional, con la participación de Álvaro Uribe, Senador y Ex Presidente de Colombia, Zoltán Balog, Presidente de Foundation for a Civic Hungary y Comisionado del Primer Ministro de Hungría y Ricardo Vélez Rodríguez, Ministro de Educación de Brasil.

“El próximo 5 de abril se realizará en Bogotá el encuentro de parlamentarios defensores de valores, de la vida, de la familia, defensores de los no nacidos y de la objeción de conciencia. Este encuentro ya se realizó en Nueva York y Bruselas, y será el primero que tenga como sede América Latina. Nos reuniremos en el Capitolio Nacional colombiano, porque el evento, ante todo, es un espacio parlamentario”, afirma la Senadora Maria del Rosario Guerra. “Lo que esperamos con esta Cumbre es tener la posibilidad de conocer legislación que se está impulsando o se ha desarrollado en diversos países, en línea con la defensa de esos valores cristianos y esos principios que nuestra sociedad de Occidente ha promovido”.

Entre otros participantes se encuentran la Ministra de Asuntos Exteriores de Santa Lucía, Sarah Flood-Beaubrun; la Ministra de Estado de Familia y Juventud de Hungría, Katalin Novák; el excandidato presidencial y diputado mejicano, Juan Carlos Romero Hicks; el ex-candidato presidencial y experto en derecho internacional Rafael Nieto Loaiza; el fundador del Movimiento Acción Republicana, diputado y excandidato presidencial de Chile, José Antonio Kast; el diputado canadiense Garnett Genuis; la diputada argentina Silvia Elías de Pérez; el Candidato a la Presidencia del Gobierno de Colombia en 2014, Oscar Iván Zuluaga; el Miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y diputado de Moldavia, Valeriu Ghiletchi; el Diputado Sueco, Lars Adaktusson; los Senadores colombianos Paola Holguín, Santiago Valencia, John Milton Rodríguez o Juan Diego Gómez y el diputado Carlos Acosta, de Colombia; además de líderes de la sociedad civil como la Presidenta de Family Watch International en Estados Unidos, Sharon Slater; el Director de CitizenGO para América Latina, Luis Losada; la Presidenta de Culture of Life Africa, Nigeria, Obiauju Ekeocha; el Presidente de International Organization for the Family en Estados Unidos, Brian Brown; o el director de Global Life Campaign en Estados Unidos, Thomas Jacobson.

El objetivo es ofrecer una respuesta imprescindible en un momento crucial de la historia. La paulatina instauración del relativismo en todos los ámbitos ha derivado en una sociedad líquida, carente de referencias permanentes, y en una crisis de civilización.

Frente al recrudecimiento de la ofensiva a escala global –ideología de género, antinatalismo, populismo, corrupción, crimen organizado… – urge la afirmación de principios sólidos sobre los que construir el futuro: la dignidad humana, el derecho a la vida, el papel imprescindible de la familia y la institución del matrimonio, el fortalecimiento de las libertades, la libertad religiosa y de conciencia, la libertad de educación, siempre desde la honestidad en el manejo de los recursos públicos.

Políticos, académicos y líderes de la sociedad civil compartirán experiencias de éxito que inspiren a los participantes.

En el marco de la Cumbre se realizará un programa joven, para aquellos que aspiran asumir la responsabilidad del futuro y que se comprometen a ejercer un liderazgo entendido como servicio. Estos jóvenes vivirán una experiencia única de encuentro con líderes políticos que promueven la dignidad humana y el bien común.